A oídos sordos: Camino al 2021

345
2
SHARE

Los resultados de las elecciones del pasado domingo 02 de junio de 2019 marcan una estrepitosa alarma o última llamada para todos los partidos políticos ante campañas y estrategias obsoletas y totalmente equivocadas. Se debe de trabajar en formas mejores y nuevas para designar candidatos, que el mensaje conecte con la gente a la que ya no le importan los políticos ni la política, así como generar los mecanismos que movilicen y cimbren a las bases en el 2021, caso contrario corresponde a los partidos políticos el extinguirse y quedar como lo malo en la historia de la política nacional.

Es un hecho que no se trata de una ola o un tsunami el fenómeno de morena (como muchos se ensanchan en decir), pues actualmente no representan algo concreto, un ideal, una causa o una persona en Sonora; mucho menos es válido el argumento de autodenominarse o adjudicarse tener la razón por el solo hecho de ser oposición, pues los partidos políticos siguen en el fango del hartazgo social y la desilusión por sus malos gobiernos municipales y algunos legisladores de membrete, así como el pasado que se arrastra pero que no han podido aprender de él, mientras que para otros este pasado está más en lo cortito por el peor gobierno estatal que ha tenido Sonora y no mostrar la alternancia como una buena opción, todos los partidos tienen su costal de descrédito y desilusión social, prueba de ello es el abstencionismo como principal ganador de las elecciones, los silencios son elocuentes y se debe aprender a escuchar lo que no se dice.

Personalmente creo que se deben tomar en cuenta temas que ayuden a los cambios en los partidos políticos y que el mensaje se construya junto con las bases y para las bases, pues estas son el reflejo de la sociedad, son quienes están día a día dando la cara por sus partidos, ante las acciones buenas o malas que toman sus gobernantes o dirigentes, pero sobre todo son quienes encarnan los ideales y valores que forman a las instituciones partidistas en nuestro estado.

Como un primer tema resulta importante destacar que no basta con estar bien preparado¿preparado respecto de qué, con criterio de quién? Generalmente se busca a los perfiles con rimbombante currículo, no obstante eso no basta para ganar, ojalá que todos y todas tuvieran algún posgrado de nivel académico, pero sin duda no es necesario en muchos casos para ser competitivo como se ha visto en los resultados de muchas jornadas electorales.

Justificar en poner“al/la mejor en preparación”abre interrogantes importantes ¿tienen los partidos políticos cuadros que hagan una diferencia? ¿Existe el liderazgo suficiente para llevar a las instituciones políticas, no el liderazgo impuesto, sino aquel con sentido social? ¿O es solo justificar capacidad sin carisma, intelecto sin sentido común?

Un segundo tema es Conectar el mensaje con las bases. Se les ha olvidado a los políticos y partidos políticos tomar causas, no ser todólogos, sino abrazar causas que a la gente le importe, mientras en Twitter (principalmente) y Facebook se hacen pedazos e imponen “la razón”, “la coherencia” y “el sentido común”, el ciudadano de a pie sufre efectos como la violencia, desempleo, estirar la quincena, entre otras cosas.

Se habla de optimismo y de tomar las pérdidas como aprendizaje, el problema es que eso queda en discursos vacíos y llenos de banalidad, en 280 caracteres a los que reaccionan los mismos de siempre y que endulzan la victoria inexistente en el ciberespacio. Se debe de hacer un análisis profundo que dé pie a una autocrítica que conecte con sus militantes y simpatizantes para reactivar sus estructuras, pero más necesario aún es conectar con la ciudadanía cansada de escucharlos que hablan y se aplauden a sí mismos, sin que eso logre aportar algo que sea motivo de sumarse a una u otra ideología partidista para lograr una causa común real y sin romanticismo.

Retornar a los municipios. Sin lugar a dudas estos son los principales actores en la interacción de gobierno y sociedad, quienes reciben los problemas y los atienden de acuerdo a su competencia y capacidad; pero también los partidos políticos en sus comités en cada municipio cuentan (o deberían) con esa sensibilidad de escuchar y saber sobre la necesidad y exigencia que la sociedad demanda.

Es imperante que, aun cuando es innegable la existencia de municipios grandes, pequeños, ricos y pobres, se trabaje en todos con igualdad de importancia, pues los trabajos y planes de un partido revisten al Estado completo y no a conveniencia, se gana con votos y esos hacen igual a todos los ciudadanos sin importar ninguna diferencia. 

Aprovechar a los municipios como base, como fuente para una estrategia sólida, representa blindar no solo un proceso electoral, sino una ideología y fortalecer un partido político brindando dinámica a una democracia dormida y una sociedad indiferente. 

En Sonora, constitucionalmente, es posible la reelección, opción para aceptar el cambio, puerta para cambiar las formas del juego y del quehacer político tradicional que ya es superado, en 2021 tendrán la oportunidad de ejercer el derecho los ciudadanos para refrendar con un premio o castigar a las autoridades locales que se atrevan a actualizar su derecho de ser reelectos o reelectas, después de considerar que el desempeño fue el adecuado y les alcanza para seguir en sus cargos o, caso contrario los entierre en sus ambiciones desmedidas e infladas por aduladores, en todo caso es una oportunidad para que los partidos políticos vean a los municipios como sus principales centros para aportar al acontecer estatal desde lo local, pero sobre todo a un capital que cada vez merma por decisiones alejadas de la gente y que solo van a los municipios cada 3 o 6 años.

Por último, se debe de trabajar en el nosotros y no el yo, partidos políticos y personajes de la política deben de centrarse en el interés común, ese que abarca a todos, colores, preferencias, niveles sociales y académicos, a los enemigos, a los indiferentes y a los amigos, al retomar esta concepción amplia de la política significa que quienes aspiren y lleguen al poder trabajen por todos y no por unos cuantos.

No busco dar con el hilo negro o el santo grial, solo tratar de aportar a la democracia de mi Estado.

Es una estupidez perder el presente sólo por el miedo de no llegar a ganar el futuro. José Saramago

Fuente: A oídos sordos: Camino al 2021

2 COMMENTS

  1. I just want to say I am newbie to blogs and definitely loved you’re web-site. Almost certainly I’m going to bookmark your site . You actually come with great articles and reviews. Thanks for sharing your web-site.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here