Ancestros humanos poblaron la gélida meseta del Tíbet hace 40 mil años

198
1
SHARE

Los ancestros humanos pusieron el pie por primera vez en el interior de la meseta tibetana de Qinghai hace unos 30.000-40.000 años, al menos 20.000 años antes de lo que se había determinado.

Una nueva investigación realizada por científicos de la Academia de Ciencias de China, publicada en Science, basó estas conclusiones en restos hallados en Nwya Devu, el sitio arqueológico a mayor altitud de la Edad de Piedra (Paleolítico) conocido en todo el mundo.

La gran altitud, la hipoxia atmosférica, las temperaturas frías durante todo el año y la baja precipitación de la meseta crean un entorno extremadamente desafiante para los seres humanos. La evidencia arqueológica indica que fue uno de los últimos hábitats colonizados por Homo sapiens. Hoy en día, la meseta tibetana de Qinghai es el tercer lugar menos poblado del planeta.

Antes de ahora, no existían evidencias concretas de personas que habitaban el interior de la meseta antes de la época geológica del Holoceno (hace 4.200-11.700 años). Además, solo unos pocos sitios arqueológicos de fecha confiable (11.700-2,58 millones de años) se habían descubierto alrededor de los márgenes de la meseta.

El sitio del Paleolítico Nwya Devu descubierto por este equipo confirma que los ancestros humanos pisaron la Meseta Qinghai-Tíbet en elevaciones cercanas a los 5.000 metros sobre el nivel del mar hace unos 30.000-40.000 años. Es el primer sitio arqueológico paleolítico descubierto en el Tíbet que conserva la estratigrafía intacta, lo que permite la datación por antigüedad del sitio. Nwya Devu se encuentra en la región de Changthang, en el norte del Tíbet, a unos 300 kilómetros al noroeste de Lhasa, la capital de la Región Autónoma del Tíbet, a unos 4.600 metros sobre el nivel del mar.

El sitio comprende una extensa y densa distribución superficial de artefactos de piedra y un registro continuo y enterrado de la ocupación humana. Es el sitio paleolítico más antiguo conocido en la meseta tibetana de Qinghai y el más alto descubierto hasta ahora en cualquier parte del mundo. Antes de este descubrimiento, el registro arqueológico más antiguo de actividad humana a gran altura era del altiplano andino, a unos 4.480 metros sobre el nivel del mar, mostrando una colonización humana hace unos 12.000 años.

Este descubrimiento profundiza considerablemente la historia de la ocupación humana de la meseta tibetana de Qinghai y la antigüedad de las adaptaciones humanas a gran altitud.

El Pleistoceno Tardío (hace unos 12.000-125.000 años) fue un período crucial para la evolución humana. Durante ese tiempo, el comportamiento y la capacidad cognitiva de los humanos antiguos se desarrollaron rápidamente y la capacidad de adaptarse a una gama más amplia de entornos aumentó de manera similar.

Los artefactos culturales prehistóricos de Nwya Devu proporcionan una importante evidencia arqueológica de las estrategias de supervivencia de las primeras personas modernas anatómicas y de comportamiento a lo que posiblemente sea el entorno terrestre más riguroso de la Tierra. También permite el análisis del intercambio paleolítico y las interacciones entre el este y el oeste, lo que sugiere posibles rutas de migración.

Fuente. europapress.es

Source: internacional

1 COMMENT

  1. I have been exploring for a little for any high quality articles or weblog posts on this kind of area . Exploring in Yahoo I finally stumbled upon this web site. Reading this info So i?¦m glad to express that I have a very good uncanny feeling I discovered just what I needed. I most surely will make certain to do not forget this website and provides it a look regularly.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here