LA VERDAD DE LA MENTIRA

11
0
SHARE
JESÚS GUADALUPE MORALES VALENZUELA
EX ALCALDE DE ETCHOJOA SONORA
EX SÍNDICO PROCURADOR DE ETCHOJOA
EXACADEMICO DE LA UNIVERSIDAD DE SONORA
EX DIRECTOR DE CECYTES TIERRA BLANCA NAVOJOA
ACTUALMENTE SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO DE NAVOJOA

LA VERDAD DE LA MENTIRA

Por: J. Gumval
La revista PROCESO, uno de los más importantes medios de comunicación del país, fundado por JULIO SCHERER GARCÍA, han publicado un artículo extrañamente raro, dotado de un amarillismo poco común en su editorial, con un contenido interior que en efecto no responde a la foto de portada, pues ésta última presenta a un LOPEZ OBRADOR envejecido y acabado, exhibido a detalle, con evidente intención de dañarle su imagen, lo que desató una suerte de críticas en cascada en contra de la famosa revista, quien resistiendo la embestida sostienen que es su verdad, aunque sea más bien su mentira.
El término VERDAD, es esa palabra tan abrumadoramente sublime y especial que debiera seducir hacia principios y valores superiores, de profunda transformación, pero resulta que LA VERDAD en muchos momentos, sin dejar su forma terminológica, ha dejado de ser verdad y hoy circula no solo rodeada de mentira y basura tergiversando la realidad, sino arrastrando consigo el odio y promiscuidad de intereses humanos. LA VERDAD es mentira, cuando en su doblez, narra a su modo la realidad y la acomoda a su propósito finito.
La verdad es un término profundo por lo que representa, por su lealtad a la realidad, pues como denotan algunos diccionarios: Es la “Adecuación entre una proposición y el estado de cosas que expresa.” Pero igual resulta ser, según otros conceptos: “Conformidad entre lo que una persona manifiesta y lo que ha experimentado o sentido.” Agregaría a este último, y lo que le “interesa”, desde el punto de vista del interés, donde éste agregado lleva a entender por qué algunos pretenden ser la verdad social y política de una sociedad, pero terminan siendo la verdad del sentir, más que humano, político, social, pero sobre todo interés de un grupo enquistado en la blasfema mentira sin valores ni principios que suele usar para presentarse como verdad sin serlo. Eso pasó en esta ocasión a PROCESO, su director quiso guardar distancia del poder, según su versión, pero en realidad lo que logró fue guardar distancia de la realidad, ganándose el odio social en redes.
Pero el fenómeno no es propio de finos y prestigiados medios, se da en todas partes, en todos los niveles y a diferentes grados de suciedad.
“LA VERDAD” que es mentira o la mentira de LA VERDAD, hay que oírla y reír. Igual que analizar y debatir su fenómeno parasocial, pandilleril, enfermo y abusivo en el que atacan para evidenciar o presionar, para herir o desatar odio infundado para reconducir hacia sus intereses  la voluntad del injuriado o difamado. Es toda una gama de mentira tras mentira con la que inundan al ciudadano y lo hacen voltear de la realidad hacia la mentira dicha como noticia o nota.
La verdad en este contexto de intereses insanos son la peor bajeza y submundo de sótano que ha parido una nación, donde es precisamente la MENTIRA vil y despiadada la que dicta juegos y lanza dados y dardos a la realidad para tergiversarla. Hombres parecidos a probos demuestran la flaqueza humana y la destilan con demencial rabia desde la seguridad de su grupo de poder político y económico sin medirse en muros éticos ni nada. Es su verdad, es su sentir, es su odio y fatal sentido de la realidad sectaria, pero no siempre es la realidad social o colectiva, de ahí que la verdad de unos no es la verdad de otros. Sino que nadan en el rumor social las versiones de hechos humanos vistos por mentes que aún cuando se adjudiquen la verdad, pueden ser correctas o incorrectas, y en esa posibilidad logra brotar un conjunto de posiciones verbales o escritas la realidad tergiversan. No siempre de mala fe. Pero sí notoriamente sesgados en algunos temas, como es el caso que nos ocupa de la revista PROCESO.
En el contexto mediático, y sin perder esa idea, la verdad es mentira, es falacia sin misericordia y escoria verborrea que no cesa de exhibirse para satisfacer al amo, al patrón de la nota frívola y siniestra que pretende generar pensamiento(sin lograrlo)por que se esfuma en la risa de café que identifican cada texto con lo peor de la generación rapaz y voraz de la sociedad. La verdad no es verdad, como en el caso de la revista PROCESO, pero para su director y escribanos de la edición donde intentan denigrar a la persona de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR es mentira, aunque para ellos fue verdad, la sociedad supo detectar la mentira y la VERDAD de sus insanas intenciones, por lo que las REDES SOCIALES supieron que había nota de perversidad nadando en letrina de sociedad. Así se dan casos aún en los prestigiados medios como la revista aludida. Máxime en provincia, en entidades federativas y desde luego en municipios. Es sencillamente la comunicación de la MENTIRA tras mentira en donde la única verdad es la realidad de la bajeza.
Gracias y hasta la próxima.
J. Gumval
DR COPYRIGHT
Noviembre 2018

Source: internacional

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here