Chupacabras presidenciales

17
0
SHARE

Más de 70 mil muertos víctimas de la incompetente gestión frente a la pandemia del Covid-19; más de 60 mil muertos por la incompetente gestión contra el crimen organizado, y la peor caída de la economía mexicana en la historia de un -18.7 por ciento, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador encabeza la farsa de una rifa donde el bien rifado no es el premio y promueve una consulta cuyos presuntos fines no requieren de ser consultados. 

Así llega México a la fiesta insigne de nuestro calendario cívico, en esta ocasión cubierto por la bazofia con la que todas las mañanas se vomita desde Palacio Nacional, con un presidente cada vez más arrebatado, que se crece al castigo por el desprecio al alza que recibe de amplios sectores de la sociedad mexicana, que obviamente no respondió a su fraudulento sorteo ni a la consulta convocada para determinar si se enjuicia a expresidentes. 

A pesar del fracaso de su convocatoria para participar en un sorteo obviamente fraudulento y bajo premisas engañosas y del levantamiento de firmas para ir sobre expresidentes, la Lotería Nacional llevó a cabo su rifa, y como es obsesionado, envió al Senado de la República para solicitar la realización de esa consulta, a pesar de sus reiteradas arengas respecto a que tan persecución no es cosa suya. 

Urgido de distractores ante la debacle de su gobierno, López Obrador va de tumbo en tumbo y en los siguientes días habrá de buscar otros motivos para distraer al respetable, ya que crece la inconformidad de gobiernos estatales y de municipios ante la draconiana propuesta de paquete económico para el año próximo presentada por la Secretaría de Hacienda, que deja en la indefensión financiera al desarrollo de la república. 

Símiles Abdalá Bucaram y López Obrador

Luego de lo ocurrido a lo largo de la administración de la 4T, de no ser por la mayoría de peleles y títeres que dominan el Congreso de la Unión y complicidades con la oligarquía neoliberal de este país, López Obrador estaría en la circunstancia que llevó a la destitución Abdalá Jaime Bucaram Ortiz como presidente de Ecuador a mediados de los años 90. 

El Congreso de ese país destituyó al citado, bajo la figura de incapacidad mental y por ser un peligro para la unidad de los ecuatorianos, luego de varios meses de fallidas y fracasadas estrategias de orden económico; ocurrencias en materia de inversiones en infraestructura y programas sociales populistas que derivaron en escándalos de corrupción, así como una irresponsable política educativa y de salud. 

Al ritmo de su grupo musical favorito, denominado “Los Iracundos”, Bucaram llevo a cabo una presidencia muy similar a la de López Obrador, solo que en su caso, los amenizadores son los llamados “Servidores de la Nación”, pero la diferencia es que el ecuatoriano no disponía de un poder legislativo repleto de aplaudidores y ni dueños del dinero asociados a sus intereses y por ende, cómplices. 

Pues algo más espectacular deberá idear para evitar la ira popular por los efectos de los recortes presupuestales a los estados y municipios, ya que evidentemente no bastan dádivas asistencialistas frente a las exigencias ciudadanas por mejor infraestructura urbana, de servicios públicos; más seguridad y un entorno económico que provea lo necesario para mejorar la calidad de vida. 

Es que de nada le sirvió la farsa del sorteo, que en estos momentos debe estar en proceso, para distraer sobre la matanza en proceso por la pandemia y bandas del crimen organizado; tampoco de los efectos de la debacle económica en grandes masas populares y clases medias, y mucho menos la estela de corrupción que dejó su activismo con el sello de una falsa y posada austeridad. 

Javier Lamarque Cano

El diferendo por los criminales recortes presupuestales a Estados y Municipios, así como la baja sustancial del gasto federalizado, es de pronóstico reservado, pero a la luz de lo ocurrido el año pasado, las inconformidades, gestiones y demás para procurar reconsideraciones se toparán con pared por la incondicional y sumisa actuación de la mayoría legislativa de MORENA en San Lázaro. 

Y de lo anterior no dejan lugar a dudas los posicionamientos muy cercanos a la estupidez de por ejemplo Javier Lamarque Cano, coordinador de la representación federal sonorense en la Cámara de Diputados, quien ignorante como él es, aseguró que la baja presupuestal para Sonora se debió a la insuficiente recaudación fiscal, declaración que debería de avergonzarlo. 

Peor tantito la señora esa conocida como Lorenia Valles, que por lo regular es incoherente, pero que en este tema de plano se fue de paso al expeler una sarta de idioteces que no resisten el menor análisis, todo con el fin de justificar su cruzada de manos ante el nuevo agravio que perpetra la 4T en contra de la entidad que representa. 

Ni hablar del resto de los morenistas que por accidente succionan suculento hueso en la cámara baja del Congreso de la Unión, ya que su supina ignorancia en este y otros temas no les da para más y son parte de esa caterva de levanta dedos en función de las instrucciones que reciban de la superioridad. 

Rogelio Díaz Brown

Pues están más o menos que los del Congreso del Estado de Sonora, en cuya sesión de este martes se puso sobre la mesa ese peliagudo tema, a través de un punto de acuerdo propuesto por el diputado coordinador de la bancada del PRI, Rogelio Díaz Brown, el cual fue aprobado, aunque al estilo, tales excitativas por lo regular son enviadas al cesto de la basura. 

Con especial dedicatoria a todas y todos los diputados federales que representan a Sonora en San Lázaro, en el acuerdo se exhorta a la Cámara de Diputados, para que durante la discusión del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal del año 2021, reconsideren los rubros de partidas, gasto y en general las asignaciones presupuestales a las entidades federativas y a los municipios y de manera particular lo que corresponde a Sonora, para efectos de que sean incrementadas las Participaciones, Aportaciones y Subsidios, así como los recursos correspondientes a Convenios de descentralización y reasignación. 

Buena la participación del legislador cajemense al describir los efectos en el desarrollo de la entidad, si se concreta esa baja de más de cinco mil millones de pesos del gasto federal en la entidad, ya de por sí mermado por el recorte de similar cantidad para el ejercicio de este año. 

Habrá qué ver qué efectos tiene dicha convocatoria en esa bola de focas aplaudidoras que representan los siete distritos electorales federales de esta entidad, así como los plurinominales, quienes en similares condiciones, el año pasado no movieron un dedo en favor de Sonora y los sonorenses. 

Diana Platt

Así las cosas y de acuerdo a esa experiencia, la gobernadora Claudia Pavlovich deberá atenerse a sí misma y no tratar de conseguir bules para nadar, con el fin de conseguir algo más que los pinchurrientos 379 millones de pesos para una carretera. 

Sobre la actuación de la bancada de MORENA, sólo disponemos de los dichos de la expanista ahora de MORENA Diana Platt, quien seguramente se asesoró de Lamarque, porque también salió con la tontería de la baja recaudación fiscal, pero además insistió en la dispersión de dinero a través de programas asistencialistas como para justificar la tacañería de la 4T en materia de infraestructura. 

Miren, todos esos receptores de dádivas pichicatas también exigen seguridad, mejor equipamiento urbano, escuelas, mejores empleos, viviendas y demás, en tanto que en lo que refiere a inversiones en la 4 carriles, valga aclararle que esos presupuestos son multianuales operados por Banobras, y la conclusión de la presa Pilares fue con recursos del presupuesto 2018. 

Por lo demás, la gobernadora Pavlovich debe sentirse alentada, ya que a pesar de las batallas para responder a la confianza de la gente, ésta se lo reconoce, ya que en la encuesta de Massive Caller del lunes, aparece como la de mayor aprobación de los estados del país, con un 65.4 por ciento, seguida por Mauricio Villa, de Yucatán, con 61.3. 

La gobernadora Pavlovich, la mejor calificada del país

En dicho levantamiento, Sonora registra el mayor índice de aprobación popular con un 64.2 por ciento, seguida por Yucatán, con un 63.9 por ciento, en tanto que en el gobernador que genera mayor confianza, aparece en el tercer lugar con un 42.4 por ciento, sólo detrás del de Yucatán y el de Sinaloa. 

Bien por la mandataria quien esta noche del grito de independencia protagonizará el papel estelar de esta fiesta cívica, que por la emergencia sanitaria, será virtual, pero con la posibilidad de darle seguimiento a través de las diversas plataformas, al aplicarse medidas de protección con el fin de evitar riesgos a la salud de las personas en el caso de aglomeraciones. 

Y se supone que ya terminó la rifa, pero ahí sigue igual el avión presidencial, el cual podría volver a ser sorteado, por un presidente víctima de su inagotable y vergonzante estupidez. 

¡¡¡Víva México, Cabrones!!! 

Powered by WPeMatico

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}

Fuente: Chupacabras presidenciales

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here