Crónicas para la historia (31).- En el Cajeme sencillo y rural, las familias podían dormir, durante el verano, en los patios de sus casas.-

1307
0
SHARE

Crónicas para la historia (31).- En el Cajeme sencillo y rural, las familias podían dormir, durante el verano, en los patios de sus casas.- Hoy, se viven tiempos de violencia desbordada.- Jamás la ciudadanía debe perder su capacidad de asombro, negándose a convivir con la barbarie

Bernardo Elenes Habas

En 1977 un puñado de fundadores de Cajeme, ya ancianos, dejaron en mi libreta de reportero, sus recuerdos, sus vivencias.

Dr. Oscar Russo VogelEs que hace 41 años, esta comunidad esforzada e indoblegable, cumplía sus primeros 50 años de haber alcanzado categoría de Municipio, fundamentado ese trazado histórico en la Ley Número 16, decretada por el Congreso del Estado y proclamada por el entonces gobernador, Fausto Topete Almada.

Las actividades del cincuentenario del Municipio, corrieron a cargo del alcalde Oscar Russo Vogel (1976-1979), quien, con alto honor, pronunció el discurso de bienvenida en la ceremonia de instalación del Parlamento Local en Ciudad Obregón, cabecera Municipal, como parte del jubileo. El doctor Russo tuvo como brazo derecho en la gala de tan espléndida conmemoración, al licenciado Eduardo Estrella Acedo, rector del ITSON.

El presidente municipal organizó y dio formalidad a una feria popular y de exposiciones, donde se mostró el potencial delCabildo 1927 desarrollo productivo, agrícola, industrial, comercial, educacional, técnico, cultural, artesanal de la comunidad. Festejo que, con otro similar, también de grandes proporciones realizado en 1968, se constituyó en las raíces de lo que hoy es la Expo Obregón.

Ordenó a la psicóloga María Guadalupe Martínez Moreno, titular de Previsión Social y Cultura en el organigrama municipal, la organización de un desfile conmemorativo de la fundación de Cajeme, que ciertamente se realizó el 20 de noviembre de 1977, con carros alegóricos representando la raigambre de las diferentes etapas comunitarias, desde 1907. Asimismo, la escenificación teatral de la toma de protesta del Primer Ayuntamiento, tal como aparece en la foto histórica. Libreto que escribí y dirigí, junto a mis amigos Jesús Antonio Salgado, Gudberto Vivian, Rigoberto Badilla, en el teatro del ITSON, precisamente el 30 de noviembre de dicho año.

cajeme hace 55 años desfile de patrullas con radiocomunicacionParalelamente, desde las páginas de Diario del Yaqui, me di a la tarea de realizar y publicar pasajes de la conmemoración histórica, a través de una serie de entrevistas con fundadores del Municipio, con el rubro de “Ellos hicieron la Ciudad”.

De esos hombres y mujeres que ya trascendieron los linderos de la eternidad, guardo nombres como los de Melchor Soto Galindo, Francisco Santacruz, Domingo Saldívar Alcalá, Manuel Regalado Aguilar, Profesora María Mendívil Mendívil, Leopoldo Pliego Ortega, Chayito López de Juárez, Profesora Micaela Castelo Monroy, Miguel Vidal Córdova, Rafael A. Ramos, Ramona Vda. de Dávila, Anacleto Ortega Pacheco, Cirilo Magadaleno Cárdenas, doctor Alfonso Cadena Herrera, Alfonso Cañizares Bray, Julio Nava Jiménez, Ramón Sotomayor, Luis Estrella Vivian, Demetrio Amarillas, Benigno Castro Mendívil, Nicolás Mariscal Páez (Kid Yale), Guadalupe Cruz Vda. de Neda, Lázaro Arenas Rodríguez, José Ángel Alcántar Lugo, Irineo Meléndrez Cruz, Rubén H. Meza, Juan Adolfo Castelo Limón, Francisco L. Terminel, Antonio Bejarano y Guevara, doctor Luis Farfán Arias, Juan Elenes Bustamante, entre muchos personajes que fueron semilla visionaria deCajeme viejo calle Zaperoa 2Cajeme. Pero también atesoro sus enseñanzas, la sencillez rural espléndida que emanaban en sus palabras que me bebía; el amor irrenunciable a su comunidad.

En los años 40, 50, 60 -me decían los personajes maravillosos a quienes entrevisté en aquel tiempo-, la ciudad era un pueblo grande. Empeñados sus habitantes en el trabajo, mismo que les daba una dinámica asombrosa de progreso, perfilando la naciente ciudad hacia la modernidad, donde se palpaba paz, tranquilidad, respeto en el alma de sus habitantes.

Cambió el alma de la ciudad

Esos testimonios nos colocan en la cresta de la realidad de lumbre que hoy se vive. Obligan a reflexionar sobre el cambio Machi López cortejogradual experimentado en el tejido urbano y en el sentimiento y costumbres de la gente, con la influencia de nuevos habitantes; pero también, en la ausencia de actitudes decisivas, en la demostración de coraje por parte de quienes conservan raíces primigenias, para resistirse con valor civil, con esencia noble de pueblo, contra la delincuencia común y organizada, contra la pérdida de valores, y a la sustitución del alma noble y generosa del Cajeme viejo, por la frivolidad, la hipocresía, la sustitución de principios y valores perdurables, por modas, comportamientos irrelevantes, pasajeros, sin raíces ciertas.

En las décadas de los 40 a los 60, cuando los alcaldes que transitaban la línea del tiempo, como Ramón Real, Ignacio García,cajeme viejo 3 Faustino Félix Gastélum, Abelardo Sobarzo, Heriberto Salazar, Vicente Padilla Hernández, Miguel Guerrero Verduzco, Rodolfo Elías Calles, René Gándara Romo, Antonio Valdez, Encarnación Chávez, Faustino Félix Serna, Ángel López Gutiérrez, los sobresaltos, protestas, enconos, eran por cuestiones políticas, centradas en grupos empeñados en detentar el poder; pero no existía el flagelo de la delincuencia común, menos el avasallamiento del crimen organizado, con las demostraciones llenas de barbarie que ahora prevalecen.

Las familias dormían en los patios

Los viejos cajemenses comentaban que las familias podían dormir en los patios de sus casas durante el verano, colocando los adultos sus pantalones con sus billeteras en los bolsillos, sobre respaldos de sillas.

Cajeme antiguo mercadoNo obstante a que el alumbrado público apenas comenzaba a perfilarse débilmente, y la mayoría de sectores sencillamente carecían de este beneficio, no merodeaban los delincuentes por las calles, No se registraban robos y menos balaceras y ajusticiamientos despiadados…

Por eso, la noche neblinosa del 26 de noviembre de 1953, cuando fue asesinado el líder agrario Maximiliano R. López, El Machi, en la puerta de su casa por la calle Coahuila entre 6 de Abril y Jesús García, tan dramático hecho se convirtió en duelo popular y las circunstancias de su sacrificio se comentaron y se continúan comentando, trascendiendo en la memoria generacional de la comunidad.

¿La vida se devalúo terriblemente?

Hoy, vale la pena dejar constancia de la paz y la seguridad, en esta crónica. De la forma gradual como el valor de la vida se devaluó dramáticamente. Nadie está seguro ni en sus hogares, menos en la calle, donde puede ser objeto de un secuestroViolencia en Cajeme o caer abatido por el fuego cruzado entre facinerosos, o en encuentros con elementos de seguridad o del Ejército.

Las estadísticas crecen desmesuradamente sobre homicidios dolosos y el lugar que ocupan en el tiempo. De tal manera que se están dando casos en que los ejecutados superan el número de días del mes en que son privados de la vida, como sucedió con julio

de 2018, y como apunta agosto…, sumando el transcurso del 2018 139 muertes violentas.

La sociedad guarda silencio

Ante ese panorama desgarrador, al que debe de agregarse el accionar de la delincuencia común con robos, asaltos, agresiones, es lamentable el silencio de la sociedad en su conjunto. La forma en que niega sus orígenes de organización y civilidad, no para enfrentar a la maledicencia, sino para dejar constancia permanente de que no ha perdido su capacidad de asombro y que exige programas verdaderos, concretos, con resultados.

Marcha por la pazNo surgen las voces formales y públicas de directivos y socios de cámaras empresariales, para demostrar que repudian la forma en que la violencia toma carta de residencia en calles, colonias, zonas residenciales, rincones de Cajeme.

No están presentes la disposición y fortaleza espiritual de las iglesias y cultos religiosos, para sumar sus cruces y sus plegarias desde el exterior de sus templos, para construir un escudo terrenal en contra de los demonios sueltos.

No hay presencia de los intelectuales, los activistas del arte y la cultura, los oficiantes de las redes sociales y su poderío anónimo, de quienes son parte de los medios de comunicación formales, para marcar su posición ciudadana.

No se volvió evidente un activismo singular del Gobierno del Estado a través de Claudia Pavlovich en su primer tramo de mandato, encaminado a golpear los escaparates de la burocracia que ya está de salida, exigiendo, ¡hasta que se le volvieran de sangre las palabras, hasta que las demandas se convirtieran en ríos desbordados que inundaran las conciencias de diputados, senadores, Confederación de Gobernadores, ministros y del mismo presidente de la República, para que atendieran en forma integral no solamente los efectos, sino las causas de un problema que se sale de control y que al paso de las horas, los días, las semanas, cuando llegue el invierno, convertirá a Cajeme en un gran cementerio…! Tal vez, por razones políticas, sí lo haga a partir de diciembre, con las nuevas autoridades…

Parece un juicio catastrófico el de esta crónica, sobre el presagio del horizonte comunitario; pero si no se detiene esa bacteria que enferma cerebros, pudre almas, desintegra comportamientos: mañana podría convertirse en una epidemia funesta para la que no habrá vacunas…

(Fotos tomadas de internet: Dr. Oscar Russo Vogel, ex alcalde de Cajeme 1976-1979).- Aspectos del Cajeme de las décadas de los 40, 50, 60.- La violencia ha tomado carta de residencia en el Municipio).

Source: internacional

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here