Unison-Sindicatos-Isssteson: escala el conflicto. Pero no menos que en Morena

181
2
SHARE

Previsible escalada en el conflicto entre los sindicatos de la Universidad de Sonora, la rectoría de la Máxima Casa de Estudios y el Isssteson en el tema de las pensiones y jubilaciones, que ha llegado a su punto de quiebre, con posiciones que aparecen irreductibles.

Por un lado los sindicalizados advierten que intensificarán las movilizaciones de protesta y atacarán por la vía jurídica; por el otro, el Isssteson insiste en que, como administrador de los fondos no es la ventanilla a la que deben acudir, sino que es la rectoría quien tiene que responderles.

Pero eso no es todo: el Isssteson advierte en contraparte que, haciendo uso de sus facultades legales, puede desafiliar a la Universidad y devolver lo que sus trabajadores (sindicalizados y de confianza) han cotizado hasta el momento (unos 274 millones de pesos) para dar por terminada la relación entre ellos.

El asunto es serio, y detonó a partir de la jurisprudencia aprobada por la SCJN en la que se establece que las pensiones y jubilaciones se determinarán a partir de lo que los derechohabientes coticen al Isssteson, y aquí reside el meollo del problema, porque desde 2008, los universitarios cotizan sólo el 4 por ciento de su salario (la Unison, como patrón, cotiza otro 4 por ciento), y sobre ese monto se determinan las jubilaciones.

El resto de los afiliados cotizan el 27 por ciento de sus ingresos y por ello tienen derecho a una jubilación sobre ese monto. Los afiliados universitarios al Isssteson suman unos 5 mil, y agregando a sus familias rondan los 20 mil. La institución atiende a un total de 180 mil derechohabientes en el estado.

Algunos académicos que hicieron el trámite de jubilación se encontraron con la sorpresa de que el monto que les corresponde es bajísimo. Hay quienes fueron por su primer cheque y éste no rebasaba los tres mil pesos, razón por la cual, algunos decidieron no tomarlo mientras se resuelve el tema. Otros, viendo que la situación parece irreversible, suspendieron el proceso de jubilación y decidieron volver a las aulas buscando cotizar más en los siguientes años, para alcanzar una jubilación más digna.

El punto es que los sindicalizados universitarios al parecer llegaron al final de un callejón sin salida que comenzó hace muchos años, cuando conveniaron cotizar sólo el 4% de sus ingresos, convirtiéndose en una suerte de privilegiados considerando que el resto de los afiliados cotizaban el 27%.

Y algunos, hay que decirlo, resultaron aún más privilegiados, pues la legislación les permitió jubilarse ventajosamente, cotizando sobre ingresos netos, pero cobrando sobre ingresos brutos. Eso les permitió pensiones superiores a los 100 mil pesos mensuales (en algunos casos hasta 150 mil) creando una pequeña casta dorada a la que por cierto ya no se les puede reducir pues la ley no es retroactiva en perjuicio.

Frente a esas onerosas pensiones para un reducido grupo de ex funcionarios de gobierno, resulta ofensivo que a un académico de la universidad, que dejó su vida en las aulas, forjando generaciones de profesionistas, contribuyendo a la investigación y al desarrollo de la ciencia, la tecnología, las artes, enfrente los últimos años de su vida con una jubilación de tres mil pesos.

El conflicto, sin duda habrá de llegar a tribunales y dirimirse por la vía jurídica, pero en vía de mientras el director del Isssteson, Pedro Ángel Contreras ya advirtió que no habrá marcha atrás y que si los universitarios no aceptan lo que se ofrece en cumplimiento de la ley, existe la opción de que busquen otros mecanismos para resolver sus necesidades en materia de seguridad social, incluidas las pensiones y jubilaciones.

Los universitarios por su parte advierten que responderán con la movilización y la vía legal, pero el asunto luce muy complicado.

Uno de los argumentos esgrimidos por Contreras Pérez es contundente. Sostiene que mientras 175 mil afiliados al Isssteson cotizan el 27 por ciento de sus ingresos y sobre ellos se determinan sus pensiones y jubilaciones, los cinco mil universitarios aspiran a obtener un monto proporcionalmente igual, mientras cotizaron sólo el 8%.

La pelota, dice el director del Isssteson, está en la cancha del rector de la Unison, como patrón. Y éste no se ha acercado a la institución para buscar vías de solución al conflicto.

Esto va para largo.

II

Donde tampoco cesa la grilla es en la estructura del gobierno federal en Sonora, que atinadamente dirige (diría el recordado Mena) el buen Jorge Taddei Bringas como plenipotenciario depositario del poder conferido por Andrés Targaryen, hijo de Jeaherys II, Rey de los siete reinos, padre de Gonzalo Alfonso Rheager, José Ramón Viserys y Andrés Manuel Daenerys y otro que no menciono porque con los niños no; carismático, generoso aunque fácilmente irritable pero muy vulnerable ante los elogios…

Perdón, ya me perdí en la cosa esa de la guerra de tronos…

Lo que pasó es que ayer circularon profusamente versiones en el sentido de que hubo un descabezadero en las delegaciones federales en Sonora, comenzando por Petra Santos (Sedatu); Santiago Luna (Profepa) y Fausto Vázquez (Profeco).

En realidad, todos permanecen en sus puestos, aunque no se sabe por cuánto tiempo ni en qué condiciones, ya que de acuerdo al numeral 8 del memorándum presidencial difundido como primicia en este modesto espacio, el delegado estatal de programas para el desarrollo (en este caso Taddei Bringas) “deberá desempeñar la función de representante de todas las instituciones del gobierno federal para lo cual se apoyará en el personal operativo de base”.

Pongo en “negritas” personal operativo de base porque la guillotina que viene se va a llevar a todos los mandos medios (y algunos altos), así como una larga lista de asesores, ayudantes; ayudantes del ayudante, ayudantes de los ayudantes del ayudante y aviadores diversos, lo cual finalmente es lo que trae sumamente nerviosos a más de cuatro.

Reportes hechos llegar a esta redacción desde diversas dependencias federales indican que la incertidumbre es alta, no sólo en los que naturalmente tendrían que irse porque no justifican su permanencia en la estructura gubernamental, ya que sólo van a cumplir la cuota de hora-nalga diaria, sino por la gente que concursó su puesto en el servicio profesional de carrera, que tiene años (muchos) de experiencia y que son los que verdaderamente tienen el know how del servicio público en las áreas de su competencia.

Claro, esos no hacen tanto ruido, a pesar de que ya hay testimonios de gente despedida que hoy no encuentra trabajo y está incursionando en la pequeña empresa, por ejemplo la elaboración y comercialización de tortillas de harina. De ese pelo. Gente que por cierto, no sólo votó por Andrés Manuel, sino que participó activamente en la promoción del voto masivo a su favor.

Ese es un problema. El otro es el de la gente que hizo lo mismo desde fuera de la estructura gubernamental, y entre los que se cuentan no pocos profesionistas, académicos y trabajadores universitarios, profesionistas y empleados diversos que tenían la expectativa de cumplir su sueño de colaborar con la cuarta transformación aportando sus talentos desde un puesto en la nómina federal.

A ellos (y ellas) se les cayó la quijada hasta la banqueta cuando conocieron el memorándum presidencial, en el apartado que alude a la congelación de plazas y su respectiva devolución a la secretaría de Hacienda. Esto se traduce en que los puestos que se desocupen, no serán ocupados por otros, al menos hasta que la austeridad republicana decida que los ahorros ya financiaron por completo el déficit de PEMEX, a donde se destinarán todos los recursos obtenidos por el recorte.

Y eso no es todo el problema. Hay que agregar las complicaciones políticas que se están registrando con todo este plan de austeridad, que en los hechos deja sin margen de maniobra a los promotores de la cuarta transformación, que sumaron apoyos en partidos, sindicatos, organizaciones y en lo personal, para impulsar la candidatura del tabasqueño, y ahora no pueden cumplirles.

Allí están las causas del nutrido fuego amigo que por estos días, acribilla a los morenistas con singular saña.

Y esto apenas comienza.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Fuente: Unison-Sindicatos-Isssteson: escala el conflicto. Pero no menos que en Morena

2 COMMENTS

  1. I’ll immediately grasp your rss as I can’t in finding your email subscription link or e-newsletter service. Do you have any? Kindly permit me recognize in order that I may subscribe. Thanks.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here